martes, 13 de diciembre de 2016

REDES SOCIALES Y EDUCACIÓN

Las nuevas tecnologías nos ofrecen herramientas muy útiles tanto para la comunicación como para el aprendizaje. Aplicaciones como whatsapp nos permiten estar en contacto e intercambiar información sobre reuniones, cumpleaños, trabajos en grupo, noticias del cole, etc. Sin embargo, a veces el mal uso que hacemos de ellas provoca problemas inesperados y situaciones muy desagradables que podrían haberse evitado si hubiéramos seguido unas mínimas pautas de actuación. Es imprescindible que aprendamos a utilizar las redes sociales debidamente si queremos que nuestros hijos las utilicen de manera adecuada también. Raro es el día en que no surge un problema en el centro o en las aulas, entre niños o papás por utilizar este medio de manera inadecuada. Aquí os dejamos una serie de consejos para la correcta utilización de las redes sociales, incluyendo WHATSAPP, Facebook, Instagram, Twiter, Snapchat y todas las que se os ocurran.

Los grupos de clase de whatsapp NO SON GRUPOS DE AMIGOS, por lo tanto:

- Utilízalo sólo para intercambiar información útil sobre la clase.
- Respeta a los demás y su intimidad: puedes estar cometiendo un delito si publicas fotografías, nombres o información sobre menores.
- Piénsatelo dos veces antes de enviar cualquier mensaje. Si no tienes nada positivo que decir es mejor no decir nada.
- Evita comentar los rumores que se compartan en el grupo. El rumor lo construimos entre todos, pero también entre todos podemos acabar con él no comentándolo ni compartiéndolo.
- No compartas contenidos que puedan ser ofensivos o inapropiados. Pueden ser muy graciosos para tu cuñado o tus amigos, pero NO para un grupo de papás de un cole.
- El grupo no es el lugar apropiado para realizar críticas de otros padres, de los maestros, del cole o de otros niños. Las críticas y las preguntas deben ir a los tutores y al equipo directivo.
- No utilices el grupo para vender o anunciar ningún tipo de producto.
- No te conviertas en la agenda de tu hijo: deja que aprenda a asumir sus propias responsabilidades.
Ante el mal uso de alguno de los miembros del grupo no dejes pasar la ocasión de mostrar tu disconformidad no contestando ni haciendo comentario alguno.

- Si no te gusta cómo está funcionando el grupo, siempre tienes la opción de abandonarlo. No te vas a enterar de algunas cosas…pero sobrevivirás.
- No crees grupos alternativos sólo con los padres que te caen bien. Sencillamente no es buena idea.
No dejes que tus hijos utilicen las redes sociales sin tu supervisión. En caso de denuncias por publicaciones indebidas de tus hijos, tú eres el responsable y serás tú quien tenga que asumir las consecuencias legales.
No subas fotos (ni dejes que tus hijos lo hagan) de menores sin la autorización expresa de sus padres, y por supuesto NUNCA fotos que puedan ser inapropiadas ahora o en el futuro (sin camiseta, en bikini, etc.).

La mejor manera de solucionar un problema es hablar con los maestros y el equipo directivo, no con los otros papás. Cuando habláis entre vosotros se mezclan demasiados sentimientos y mucho desconocimiento sobre los hechos ya que sólo conocéis las versiones de los menores.

Los problemas entre los niños se pueden solucionar en diez minutos.
A los adultos nos cuesta más perdonar y olvidar.

No somos conscientes de que TODO lo que publicamos en la red es público, y queda siempre y para siempre.